Ha sido un desafío ser intencional con cada rol que tenemos en este momento de cuarentena. Por lo general, cumplimos cada uno de nuestros roles en sus espacios correspondientes: ser padres en casa y empleados en el trabajo. Ahora tenemos conjuntamente esos roles en el mismo espacio: nuestros hogares. ¿Cómo debemos manejarlo? ¿Cómo encontramos el equilibrio entre ellos? Amo mi trabajo y mi familia, pero ¿cómo son esos roles ahora? ¿Cómo vivo los valores de VPS en mi hogar y no sólo se quede en la teoría?

Seguramente la mayoría de ustedes se enfrentan a desafíos similares. Cada día es una búsqueda constante de equilibrio interno, tolerancia y dar lo mejor de nosotros para lograr nuestros objetivos.

Estos son algunos de mis desafíos actuales:

  • Ser intencional con mis estudiantes al preparar mis clases, escuchar a los padres, ser flexible a los cambios y estar atenta a las necesidades de mis estudiantes.
  • Ser intencional con mi familia dejando la tecnología de lado para estar presente. Ha sido una bendición ser parte de los logros de mi hija estos días (tiene meses).
  • Ser intencional conmigo misma a través de mis oraciones, meditaciones, aprender una nueva receta, ponerme al día con una amiga y encontrar paz.

El mayor desafío es hacer todo esto con una actitud positiva y una sonrisa frente a tantas incertidumbres.

Muchas personas dicen durante esta cuarentena: «ahora por fin podré hacer todo lo que antes no podía hacer en mi casa». Habian pasado algunas semanas desde que inició la cuarentena y solo había organizado algunas cajas y páginas del álbum de mi hija.

Cuanto más se alarguen nuestras «tareas pendientes» y más demanda tengamos que mantener, más intencionales tendremos que ser con la forma en que vivimos. Aunque el contexto no es ideal, depende de nosotros la actitud que elijamos tomar día a día.

«Nos llamas a tomar este tiempo de prueba como un momento de elección. No es el momento de tu juicio, sino de nuestro juicio: el tiempo para elegir entre lo que cuenta verdaderamente y lo que pasa, para separar lo que es necesario de lo que no lo es” (Papa Francisco, Bendición Urbi et Orbi, 27 de marzo de 2020)

Sin duda, nuestras tareas se cruzarán a veces. No es inusual que los maestros hagamos el trabajo desde casa, pero antes lo podía hacer cuando mi hija estaba durmiendo; ahora debo encontrar una manera de trabajar mientras la cuido todo el día. Sin embargo, cuanto más intencional sea con los valores de VPS en casa, mejor será todo.

RESILIENCIA cuando encuentro diferentes formas de administrar el tiempo con mi trabajo y estar presente con mi familia.

EMPATÍA cuando mi esposo y yo nos turnamos para cuidar a nuestra bebé para que cada uno también pueda disfrutar de su propio espacio.

UNIDAD cuando le dedicamos tiempo a nosotros mismos y cuando juntos encontramos practicidad con las cosas de la casa y trabajamos en equipo.

Todo esto vale la pena cuando veo a mis estudiantes disfrutar con sus familias de las actividades que hemos creado, cuando mi hija sonríe mientras logra algo nuevo y cuando siento un espíritu positivo en mi hogar.

Preguntate. ¿Cómo tú puedes ser más intencional?

Algunos de mis estudiantes en acción con sus familias: