Hace unos días fuimos invitados por el colegio colombiano Los Alcaparros, a participar en un webinar organizado por la embajada de Finlandia en Colombia. La docente universitaria, Kirsti Lonka, presentó su libro titulado “Aprendizaje extraordinario en Finlandia”. Ella propone hacer de cada día en la vivencia escolar, una experiencia maravillosa para cada niño explotando todo su potencial. Sus jornadas son más cortas y brindan un espacio importante al juego libre con los educadores. Por lo tanto, la escritura empieza hacia los 7 años. 

Ellos dicen que los estudiantes no deben estar listos para la escuela, son las escuelas las que deben estar listas para recibir a todos los estudiantes. Las clases son inclusivas en todas sus dimensiones: nivel socioeconómico, diversidad cultural, necesidades educativas especiales, etc. Todos los niños van a escuelas públicas. Hay dos maestros en aulas de 32 niños y los maestros son considerados la parte más importante del sistema educativo; se les brinda total autonomía en el trabajo y se confía en su buen desempeño sin necesidad de supervisarlos constantemente.

En Finlandia trabajan por proyectos de acuerdo a los intereses de los estudiantes. Los niños preguntan, y en base a esas preguntas, los maestros crean conocimientos a partir de su propia motivación. A esto se le denomina “Phenomenal Based Learning”. Es un sistema abierto y creativo, más orientado a los procesos y menos orientado al producto; en donde el aprendizaje se basa en la investigación de los fenómenos de la naturaleza. Para ello, fomentan el desarrollo de habilidades para el siglo XXI como codificación, robótica y STEAM (ciencia, tecnología, ingeniería, artes y matemáticas) por sus siglas en inglés. Además, buscan desarrollar en los estudiantes competencias como música, deporte, actividades al aire libre, actividades en el hogar y habilidades personales. Integran en sus proyectos diferentes materias y las conectan con sus nuevos aprendizajes.

steam villa per se

Es una educación comprometida con el entorno, en donde priorizan el trabajo colaborativo. Los niños son creativos y activos, dispuestos a resolver problemas complejos que pudiesen aparecer en el futuro. La escuela sale de las cuatro paredes e incorpora el mundo interno del niño. Sobre sus preguntas surgen nuevas preguntas y así se desarrollan los proyectos que pueden durar hasta un año escolar. Los chicos salen a explorar la naturaleza, toman fotos y anotan en sus libros de campo. Los maestros acompañan estos procesos sin juzgar, evaluar ni dar respuestas. Animan a los chicos a buscar respuestas y las descubren juntos. Realizan preguntas inteligentes que los motiven a seguir investigando, a integrar y organizar sus ideas. Los niños aprenden a amar y proteger la naturaleza.

Trabajan el autocuidado, las habilidades cotidianas, la gestión del tiempo, descansos, habilidades para la vida laboral y el emprendimiento para la construcción de un futuro sostenible, alfabetización múltiple, tics, crear juegos, coding, autoexpresión, competencias culturales, habilidades de comunicación, entre otras. Para hacer sus proyectos pueden usar celulares, blogs, chats, etc.; pero también hay proyectos en donde no está permitido el uso de la tecnología. 

Lonka dice que la pedagogía es una obligación de la humanidad, tenemos la responsabilidad de crear el futuro y visualizarlo con esperanza. El aprendizaje debe ver hacia dónde vamos, ¿qué significa la nueva educación?, ¿qué necesita?, ¿cuáles son las últimas propuestas? 

En la actualidad se necesita que los niños puedan resolver los desafíos digitales que trae consigo la virtualidad. No hay preocupación por las pruebas estandarizadas hasta los 18 años. Se motiva a maestros y estudiantes a innovar y a hacer las cosas diferentes, a romper esquemas y a renovar la escuela constantemente. 

Anima a los maestros a cambiar su forma de pensar. Aprovecha todos los entornos de aprendizaje físicos, virtuales, sociales, móviles, mentales, etc. Los maestros aprenden de sus estudiantes, los estudiantes aprenden de sus maestros, de sus abuelos y demás personas de su entorno que sean significativas para ellos.

villa per se metodología

Las diez semejanzas de la metodología Villa Per Se con el sistema educativo de Finlandia

  1. Contamos con una propuesta educativa generadora de cambios y enfocada al futuro.
  2. Valoramos la relación del niño con la naturaleza y el desarrollo del análisis, el pensamiento crítico y la filosofía desde la escuela.
  3. Desde los grados menores los niños inician su proceso educativo siendo ellos mismos los protagonistas y partícipes de sus propios aprendizajes, en donde las maestras se convierten en guías y facilitadoras de sus descubrimientos.
  4. Trabajamos permanentemente como metodología con el Design Thinking y el ABP (Aprendizaje Basado en Proyectos).
  5. Dedicamos especial atención a los proyectos de indagación de naturaleza transdisciplinaria. Los estudiantes obtienen y procesan información sobre temas reales, derivados de su entorno cotidiano pero estudiados con un impacto global.
  6. Desde la virtualidad, los docentes utilizan una gran diversidad de aplicaciones y recursos TIC, para hacer las clases más atractivas y dinámicas.
  7. Como parte de nuestra misión central de desarrollar ciudadanos globales y agentes de cambio, nuestros estudiantes a menudo llevan sus aprendizajes más allá de los muros de nuestra escuela.
  8. En la sala de Makerspace se desarrollan las competencias y habilidades que implican tecnología e ingeniería. Los estudiantes aprenden a trabajar con motores e integran la tecnología para solucionar problemas de su entorno.
  9. Monitoreados por estudiantes de universidades prestigiosas del mundo, como la de Michigan o el MIT, entran al programa STEAM (Science, Technology, Engineering, Arts and Math), de UTK (United Technologies for Kids) por sus siglas en inglés, donde dan rienda suelta a su creatividad para elaborar propuestas que resuelvan diferentes problemáticas.
  10. Una escuela donde se les enseña a despertar la consciencia y la sabiduría, una escuela transformadora o Changemaker School, la cual guía a los estudiantes a ser agentes de cambio y buscar la trascendencia.

Por:
Janice Roeder – Directora
Angela Seminario – Jefa de Comunicaciones